Bushidō para Venezolanos

Venezuela está en un lugar privilegiado en el mundo, tiene hermosos paisajes, recursos naturales, un clima perfecto, deliciosa gastronomía y gente maravillosa; sin embargo, hace falta mucha integridad.

En estos tiempos, valores como la honestidad, la puntualidad , la fidelidad, el honor y el respeto han desparecido casi por completo. La falta de estos principios nos han llevado a una decadencia fuera de control que necesita ser atendida con urgencia.

Leyendo un libro de Miyamoto Musashi que me regaló un ex compañero de trabajo del Hotel Eurobuilding y que hoy día considero un gran amigo, me fui apasionando por el Bushidō, El Zen, El principio Kaizen y mi vida agarró un rumbo diferente.

Comparto con mis honorables gatos las siete virtudes del Bushidō:


  • 義 – Gi – Rectitud (decisiones correctas)

Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

  • 勇 – Yuu – Coraje

Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un samurái debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

  • 仁 – Jin – Benevolencia

Mediante el entrenamiento intenso el samurái se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

  • 礼 – Rei – Respeto

Los samuráis no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurái es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales. Un samurái recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurái se vuelve evidente en tiempos de apuros.

  • 誠 – Makoto – Honestidad, Sinceridad absoluta

Cuando un samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de “dar su palabra” no ha de “prometer”, el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.

  • 名誉「名譽」 – Meiyo – Honor

El auténtico samurái sólo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que tomas y cómo las llevas a cabo son un reflejo de quién eres en realidad. No puedes ocultarte de ti mismo.

  • 忠 – Chuu – Lealtad

Haber hecho o dicho “algo”, significa que ese “algo” le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurái es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya.

Un abrazo para mis cuatro gatos, espero que este artículo haya sido útil para ustedes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *